Trucos para lidiar con el capialzado de una ventana

El capialzado es una pequeña caja que oculta el cilindro que enrolla la persiana. Tan solo en algunas edificaciones esta caja sobresale de la pared, mientras que en otras se encuentra completamente embutida en la pared y cubierta con una decoración que sigue el arco o forma de la ventana.

Cuando se trata de un capialzado que se encuentra sobre la superficie y no existe forma de embutirlo en la pared entonces hay que considerar algunas alternativas para ocultarlo, algunas serán descritas a continuación.

Sobre el capialzado

El capialzado (o también arco) de la ventana puede ser de plástico o aluminio, y puede resaltar sobre la pared de 2 cm a 10 cm, algo que en muchos casos puede significar un problema al momento de decorar.

En ventanas antiguas un capialzado puede sobresalir hasta 50 cm y ser de madera, y con el pasar del tiempo opciones como colocarles cortinas encima, por debajo o modificarlos para hacerlos menos presentes han destacado entre los dueños de una ventana de este tipo.

Si bien embutirnos en la pared es una opción, resulta sin dudas la más cara, y es que tanto la estructura como las modificaciones sobre la ventana pueden tomar tiempo y elevar su precio sin asegurar buen funcionamiento. Entonces, para ocultarlo se pueden considerar las siguientes formas.

Foseado de escayola

Esta es una técnica que persigue simular el efecto visual que producen las ventanas típicas de las casas coloniales con sus techos altos, aunque claro, siguiendo una decoración más moderna y limpia, alguna que pueda incluir iluminación LED o simplemente mantener líneas y esquinas rectas.

Galería

También conocido como bandone, son simples piezas cerradas que tapan todo el contorno de la ventana junto con el capialzado. La ventaja de está opción es la posibilidad de colocarlas con diferentes caídas así como de materiales tales como madera, metal o simplemente tela.

Es posible encontrar muy buenas ideas en internet, muchas se valen de cajas de madera apiladas o formas metálicas cromadas que logran disimular por completo la forma de la caja de la persiana y complementar la decoración del lugar, la cortina y el estor que se decia usar.

Estor o cortina por encima

Quizás la opción más directa, esta implica cubrir todo con una gruesa cortina pero que no sea demasiado tupida para que no tome demasiado espacio de la habitación, aunque esta opción es la más recomendables para capialzados que sobresalgan ligeramente.

Lo mejor para no afectar al efecto visual ni a la decoración es usar cortinas que tengan líneas horizontales de algún tipo, estás harán que el techo se vea más alto y que haya más sensación de espacio.

Pintura

Otra forma de disimular la presencia del capialzado. Una solución simple y barata como la pintura hace que el capialzado pueda mezclarse con el color de la pared y combinar con una cortina, algo que será más que suficiente con un presupuesto y tiempo ajustados.

En el caso de los capialzados de madera habrá que usar pintura para tal fin, así se evita cualquier daño a la madera, lo mismo sucede con los de materiales metálicos. Aquí jugará la creatividad y el tiempo para dedicar a la selección de la pintura en consideración a la decoración.

Papel tapiz

El tapizado también puede ser una forma eficiente de cubrir el capialzado, basta con recortar el papel a conveniencia y listo, cualquier superficie de cualquier material quedará completamente cubierta.

Este método garantiza protección y decoración, solo que deberá elegirse con cuidado ya que no todos los tipos de adhesivos que incluyen se adhieren a madera o metal.


Artículos Relacionados

Deja un comentario